Descent from Kapkoi

El valle del Rift

Viviendo en Eldoret, el valle del Rift tiene una presencia constante. Este valle, que geográficamente va desde Mozambique hasta el Líbano (unos 7000 kilómetros), presenta en Kenia uno de sus acantilados más imponentes. Algunas poblaciones como Iten (mundialmente conocida por sus corredores) están al borde de un par de escalones de gigante.

Rift Valley

Esta característica convierte la zona de Eldoret en una altiplanicie por encima de los 2000 metros sobre el nivel del mar. Otras poblaciones vecinas, no muy lejanas, apenas llegan a los 1000. Y, como es lógico, las carreteras que unen ambas planicies son pocas y alejadas entre ellas. Por no mencionar que sus inclinaciones rozan los límites de la ingeniería tanto para subirlas como para bajarlas.

Uno de los objetivos de este blog es ir describiendo, poco a poco, las carreteras y caminos que surcan el valle del Rift, en especial para ilustrar rutas que puedan usarse en bicicleta de gravel o caminando.

La ruta de hoy la he llamado “Trail descent from Kapkoi to Chepsigot” y, aunque la completé con mi bici de gravel, sólo recomiendo hacerla a pie.

Kapkoi es una población situada en la parte alta del valle del Rift desde la que se puede observar la caída de la impresionante catarata Torok. Está a 2500 metros sobre el nivel del mar y tiene muy mala conexión con el fondo del valle, que observa de manera imponente. Lo más cómodo, aunque largo, es la carretera asfaltada hasta Iten y el descenso por la C51 hasta más allá de Biretwo. En total, algo más de 40 kilómetros. La otra opción es todavía peor: llegar hasta Nyaru, bajar hasta las minas de Flourspan y luego llanear por la carretera que lleva al Sego Safari Lodge y alcanzar la C51 donde está el Big Five Resort. Esto suma unos 90 kilómetros.

Por esta razón, y porque la vista de satélite de Google Maps parecía vislumbrar un camino, me lancé a la aventura. Y menuda aventura. Los primeros 7 kilómetros (con sólo 400m de desnivel), hasta una escuela primaria de la que no recuerdo el nombre, son suficientemente buenos. Algunas curvas de herradura incluso tienen un asfalta antiguo no muy dañado. Pero todo acaba ahí.

El camino pasa a ser un sendero y los siguientes 7 kilómetros acumulan un descenso de casi 900 metros. Aunque el camino no llega a desaparecer, bajarlo con una bici de gravel es desaconsejable. No me caí ninguna vez pero temí hacerme mucho daño y, quizá, no recibir ayuda durante horas. Las casas y granjas familiares desaparecen y el terreno rocoso y escarpado lo inunda todo. De repente, me sentí muy solo.

Kanya Garage in Chepsigot

Por suerte, la única consecuencia de este descenso fue un pinchazo en la rueda trasera. Y justo en los metros finales. Y como en Kenia es fácil encontrar talleres de reparación de pinchazos en casi cualquier centro habitado, esta vez no fue menos y pude reparar la rueda en un momento y seguir la ruta subiendo por asfalto hasta Iten.

Descent route from Kapkoi

COMPARTE ESTA ENTRADA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp