Maji moto

Maji Moto

Maji moto significa, en suajili, “agua caliente”. Y hace referencia a un lugar (o más de uno, según los mapas de Kenia) donde existen ríos o lagunas de agua caliente. Yo, concretamente, he visitado el poblado de Maji Moto cerca del Lago Bogoria. Pero parece que existe uno similar cerca de Narok.

El Lago Bogoria es famoso por sus géiseres y los miles (o decenas de miles) de flamencos que suelen campar en sus orillas. Una vista que, desde la distancia, tiñe los confines del lago de un rosa pálido que imposibilita saber dónde empieza el agua y dónde acaba la tierra. Pero nuestro objetivo principal no era el lago (que también visitamos) sino el río de agua caliente que pasa dando nombre al poblado de Maji Moto.

Para llegar desde Eldoret, la ruta más fácil es la que pasa por Iten, Kabarnet, Marigat y entra al parque nacional del lago Bogoria por la puerta Loboi. A partir de ahí la carretera es algo mala pero suficiente para cualquier coche que tenga buena altura de bajos. Existe la opción de no entrar en el parque nacional y ahorrarse la cuota de entrada (que es bastante cara para los extranjeros) siguiendo el camino que va del Hotel Bogoria Spa Resort directamente al pueblo de Maji Moto; aunque este camino sí necesita un vehículo todo terreno. Otra opción, para los que vienen desde Nairobi, es el acceso sur a través de Nakuru y Mogotio donde, de nuevo, se puede llegar con cualquier coche si tiene suficiente altura de bajos y paciencia.

En Maji Moto todo el interés se centra en el río. Existe escuela de primaria y de secundaria y tiendas con los productos más básicos pero es, en general, un emplazamiento remoto con nulo interés más allá del río. El único alojamiento disponible es el Netbon Bogoria Kudu Camp que cuenta con 3 bandas sencillas y espacio para acampar, aunque sólo ofrece servicios mínimos: letrinas, duchas de agua fría y porche para pocas personas. Si se avisa con antelación, se ofrecen desayunos, almuerzos y cenas. El dueño del campamento es Jeremiah y puedes contacarlo fácilmente en el número de teléfono +254 723 362546.

El campamento está vallado en su totalidad y la presencia de pájaros es espectacular. Se observan con facilidad calaos de Jackson (Tockus jacksoni), tejedores búfalo de cabeza blanca (Dinemellia dinemelli) y, aunque yo no los vi, se oyen pájaros carpinteros (Picidae). A orillas del río, es fácil ver el alción cabeciblanco (Halcyon leucocephala) y muchos otros que no logré identificar.

Por una puerta trasera se accede al río (al que también se puede llegar saliendo del campamento y dando un rodeo). Justo en esa zona existen varias “piscinas” de agua calmada que los locales han utilizado, y utilizan, para bañarse e incluso para lavar ropa. La llegada de turistas siempre representa un ligero conflicto de espacio e intimidad pero, por lo general, se puede conseguir un entorno adecuado para el baño y el ocio, tanto individual como en familia.

El agua está tibia en todo su recorrido pero va perdiendo algo de temperatura a menudo que avanza río abajo. Por lo tanto, cuanto más alto en el curso del río mayor será la temperatura (sobre los 35ºC). Si bien toda hora es buena para el baño, las más agradables son el atardecer o, mejor todavía, la primera hora de la mañana.

El interés por bañarse en un río de agua caliente puede no ser suficiente para viajar hasta Maji Moto, donde el acceso y los servicios son mínimos. Sin embargo, si se pasa cerca o se busca una experiencia poco habitual en Kenia, el motivo puede justificar el esfuerzo. En todo caso, es un viaje económico y alejado de los circuitos turísticos que ofrece el país. Y a los niños les va a encantar.

COMPARTE ESTA ENTRADA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin